miércoles, 27 de abril de 2011

Una parada y un cigarrito

Aquí estamos. Toca hacer la entrada número 200. Se que a muchas lectoras (y a algún lector) lo que le mola son los 300...pero a mí 200 me impone bastante. Sobre todo porque ayer, pensando en hacer una entrada genial en esta conmemoración, me repase mi blog, me releí por encima muchas de las cosas que he escrito. Y es mucho y mucho tiempo.


Y hay veces que, cuando llevas un buen rato andando, paras un rato y miras hacia atrás, e incluso te fumas un cigarrito, mientras piensas si es ahí a dónde querías llegar o por lo menos estas por dónde querías ir. Y lo miras y dices: "joder, pues he andado un buen trozo". Te vienen las ideas todas seguidas sin orden ni concierto. y recuerdas unas cosas y te olvidas otras.


No se me ha ocurrido nada especial para este post número 200 pero si que quiero contar alguna de las sensaciones o de los sentimientos que me provoca mi blog.


Llevo desde hace cuatro años escribiendo. Y uno sabe como empieza pero poco a poco se va metiendo en faena...y sale por donde puede. Cuando empecé, nunca jamás pensé que saldría mi familia aquí ni remotamente...y han salido. La Parienta, mis hijos...uno se lanza a contar y se pierde...Tampoco pensé que saldrían mis amigos. Y ahora un amigo tiene un blog. Pero que conste que su primera publicación en un blog la hice yo.


Desde que empecé el blog, he "conocido" mucha gente. Ahora hay algunos que echo de menos. Había un tío que hacía unos comentarios muy inteligentes. Un tal Sir Q. Que no se dónde fue a parar. Don Mendo era otro comentarista que desapareció...como la del laberinto que ya no sabemos si escribe o se quedó debajo del agua en una inmersión. Hay veces que me invade un sensación que tuve de joven. Una de mis hermanas me consideró suficientemente mayor para dejarme salir alguna vez con su pandilla. Un día me preguntó que qué me parecían. Muy majos, dije, pero no quiero conocerlos. Son una gente a la que no volveré a tratar y me da pena...algo así pasa con los blogs. Hay gente que está ahí desde el principio (Suso, Pablo Martín...) pero otros aparecieron y desaparecieron. Y lo que es peor. Hay otros que vas perdiendo. Ya no soy capaz de seguir todo el blog de Barbijaputa, lo tenía super controlado y ahora me falta tiempo. Lo mismo con el de Bionica. Se me escapan posts...Me falta tiempo para leer todos los blogs que querría, no comento ni la mitad de lo que me gustaría...Me da rabia, me pasa como con la pandilla de mi hermana, por favor no puedo conocer más gente, porque de repente me asalta la duda de por qué Lola ya no comenta, que habrá sido del marido que estaba en paro a la vez que yo...Uno empieza un blog y deja historias colgadas. Es como la historia interminable. Que esa es otra historia que será contada en otra ocasión...Da vértigo.


Aquí también ha pasado eso. Hay secundarios que en estos cuatro años han evolucionado. Inolvidable Patxi. Una entrada y parecía que ya está...las vueltas de la vida. Patxi hoy es un proveedor de mi actual empresa. Y el día que yo tenga tiempo me va a pagar chuletones hasta que no me quepan más.


Conchi, la que dio nombre a este blog, vuelve a tener curro. Menos mal. Le va bien, afortunadamente le va bien, porque la cosa está chunga. A mi amigo el que la despidió no le he vuelto a llamar. me da palo hablar con él. Hace 4 años, al empezar este blog, no tenía ningún problema en charlar con él. Hoy me da palo. Que cosas. No deja de ser curioso que el tipo por el cual me quede en la calle fuera despedido fulminantemente hace un par de meses. Su plan de liquidar gente resulto que no era buena idea...Tampoco me alegro, pero es un secundario que también es bueno que salga.


Mis amigos saben de mi blog. Aunque pasan mayoritariamente. Pero al empezar, hace 200 entradas, me moría de vergüenza de pensar en que se enteraran. Son vueltas que da el blog. O la vida. porque un día se me ocurrió hacer una entrada de cosas que quería hacer, y va y resulta que en los próximos meses voy a ir a Africa y voy a conducir por una carretera larga en Norteamérica...los blogs, a veces, los carga el diablo. Ahora sólo faltaría que un día en un avión se me sentara al lado una pasajera diferente. Aunque mejor no, me quedaría todo cortado, sin saber que hacer porque en el fondo, por más chorradas que diga, estoy con quien más querría estar.


Y aquí estamos, en 200 post en los que ha habido tiempo de hablar de todo. En que me he quedado alucinado de la cantidad de gente que me lee, que me comenta, que tiene blogs y que en definitiva te hace pensar que no está todo perdido. y que igual un día puedes tomarte una cervecita en un bar y charlar con alguien que sabe algo más que las gilipolleces de la tele y que aprecia y valora un post, que sabe hacer comentarios inteligentes. Y no se, da gustito saberlo. Y da gustito saber que cuando estuve mal me apoyo un montón de peña que no conocía y que se alegró también conmigo.


Y fue una pasada el día que alguien me dedico un post y me regaló una canción.


Ala, se acabó el cigarrito, a pisarlo y a seguir caminando.

33 comentarios:

  1. Para mí eres lectura obligada desde hace mucho. Me gusta lo que cuentas y cómo lo cuentas. Aunque seguramente jamás nos crucemos en 3D, te considero parte de la gente con la que me alegro si le va bien y cuyas desgracias me entristecen. Cuando estuviste en el paro, por ejemplo. No sé si eso no es más que un exceso de empatía por mi parte o puede ser algo parecido a la amistad. Tampoco me preocupa demasiado definirlo. El caso es que me alegro mucho de que hayas llegado a los 200.

    ResponderEliminar
  2. Pues es una buena paradita. A por los siguientes doscientos.

    Cómo he entendido eso de no poder seguir, leer, comentar todo lo que quisieras.

    ResponderEliminar
  3. Bueno vale..venga...demonos unos abrazos viriles con palmetadas en la espalda y a otra cosa...después de 200 posts no vamos a ponernos tiernos, Gonzalo..que tenemos un prestigio.

    Enhorabuena.

    ResponderEliminar
  4. Estoy con Moli, nada de ponerse tiernos...nenaza!!!
    Sigue así otros doscientos por lo menos. Un beso.

    ResponderEliminar
  5. ¡Felicidades! aunque casi más para los que te leemos y te disfrutamos. Ahora me largo, a picar todos los enlaces que has puesto, porque hay algunos que creo no me he leido...

    Abrazos

    ResponderEliminar
  6. Algo parecido me pasó la semana pasada. Para preparar un examen para un trabajo tuve que desempolvar el libro gordo de la física (dos volúmenes) y otros tantos de circuitos, electrónica, matemáticas...
    Me di cuenta de cómo pasó el tiempo, y cuánto he aprendido. Me vino bien en estos tiempos en los que el futuro laboral no llega y no se encamina (en esto leerte me ayuda, mal de muchos...MI consuelo).
    Algo hice...

    ResponderEliminar
  7. esto desborda babas por todos los lados, puajjj...¿quien cojones es ese bobo de ecdlc?

    ResponderEliminar
  8. Yo también te sigo desde hace mucho tiempo pero no comento casi nunca.

    Llevo tiempo dándole vueltas a lo de seguir con el proyecto de blog que empecé pero aún no he roto la barrera de la vergüenza que comentas y todo lo que se me ocurre me parece demasiado personal. Eso sí, ya tengo al menos un comentario tuyo (el primero del blog).

    Sigue escribiendo, por favor.

    ResponderEliminar
  9. Te puedo entender perfectamente porque supongo que a todos nos han pasado cosas parecidas. Después de cinco años con mi blog, después de tener una época de mogollón de comentaristas, después de cruzarte media España para conocer personalmente a algunos y después de ver cómo les cambiaba la vida a muchos (sí, también gente que se quedaba sin trabajo, o que se le venían encima problemas gordos), da un poco de vértigo repasar todo lo que ha ocurrido desde el principio y acordarte de pronto de Tal o Cual, que de pronto un día desaparecieron sin dejar rastro.

    Yo aún soy capaz de seguir todos los blogs que quiero, pero es cierto que en muchísimos no comento, me limito a leer.

    ResponderEliminar
  10. Te leo hace bastante, aunque nunca, no sé por qué, había comentado. Hoy creo que la ocasión lo merece.
    ¡Enhorabuena y que sean muchos más!
    Me ha encantado esta entrada porque hay algunos post que no he leído por ser más antiguos que mi andadura por este cibermudo blogueril
    Lo dicho, que sean muuuuchos más ;)

    ResponderEliminar
  11. Espero que haya 200000000000 más!!!
    Creo que la primera vez que comenté en tu blog fue cuando te quedaste en paro y la primera vez que comentaste en el mío fue para decirme que si estaba depre por cumplir 39, que me preparara para los 40 (qué cabrón!!).
    Me encanta tu blog y las cosas que cuentas!!

    ResponderEliminar
  12. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  13. Mi mas sincera enhorabuena por llegar a esa cifra. Tu blog me ayuda a desconectar un rato y reirme.
    ¡Ahora a por la número 300!

    ResponderEliminar
  14. ¡Adelante!

    Te sigo a diario, aunque comente poco, amigo.

    ResponderEliminar
  15. felicitaciones y ahora a por otros 200 mínimo!!!
    Unbesazo

    ResponderEliminar
  16. 200 no es un paso, es salto de longitud, a ver si llegamos a ser corredor de fondo. Por mi parte me alegraría un montón, me divierto mucho leyéndote, aunque no comente en todos los post, pero los leo todos, que lo sepas.
    ¡Enhorabuena!

    ResponderEliminar
  17. Bueno y después de 200 post y cuatro años ¿Sigues llevando la perilla que te dejaste, gafas de pasta y tirantes? ¿La barriga te ha vuelto a crecer o has logrado dominarla en tu Vuelta al Mundo? Y lo más importante ¿cuando te pagas la Fifty Pounds esa? Porque esto hay que celebrarlo ¿NO?

    ResponderEliminar
  18. Joerrrrrrr, 200 ya!!!!!! FELICIDADES! Sí que es verdad que esto de los blogs es como encontrarte en mitad de una historia, de repente... y alguans se quedan colgadas

    ResponderEliminar
  19. Felicidades por esas 200 entradas.

    Es curioso como esto del blog, que se empieza por un motivo, o sin ninguno, cobra vida por sí mismo y te lleva de un lugar a otro sin saberlo, pero sobre todo cómo te acerca a personas que de otro modo no formarían parte de tu vida.

    Un placer leerte.

    ResponderEliminar
  20. ¡Felicidades por las 200!

    En cuanto a los comentaristas, yo me quedaba estupefacta cuando gente seria comentaba alguno de mis post y me daba un poco de vergüencilla... ¡ellos escribiendo cosas interesantes y yo contando chorradas!

    ResponderEliminar
  21. No se me ocurre nada inteligente que decir, pero no quería desaprovechar la ocasión de felicitarte.

    Eres bueno, muy bueno.....

    ResponderEliminar
  22. Enhorabuena Gonzalo!!

    A mi me parece tierno y me gusta así, la verdad...

    ResponderEliminar
  23. En estos días me acuerdo mucho de tí. El año pasado por estas fechas -o antes, no me acuerdo bien- se te jodió la vida. Me sigo alegrando de verte en ruta de nuevo.

    ResponderEliminar
  24. Felicidades Gonzalo, 200 una detrás de la otra son UN PASOTE.

    A mi me encanta lo que escribes, se nota que lo haces desde las tripas ...

    ResponderEliminar
  25. Yo soy uno de esos que te lee más que te comenta. Qué quieres, cuando el post es tan redondo y concluyente es difícil aportar algo.

    Por lo que te he leido me pareces un tio inteligente, sensible y con sentido del humor y lo que plasmas en el blog nunca me ha dejado indiferente así que desde hoy, y para festejar las 200 entradas, me hago seguidor de "los consultores"

    Un abrazo y p'alante

    ResponderEliminar
  26. Pues mira que yo no fumo, ni ganas, pero éste me lo fumaría contigo. Ahora que tengo el mundoblogger un poco abandonado, eres uno de los que echo de menos :)

    ResponderEliminar
  27. Enhorabuena por los 200.

    A mí también me gustaría comentar más aquí y en otros muchos sitios, pero el trabajo y otros quehaceres se imponen a este vicio bloguero...

    ResponderEliminar
  28. Enhorabuena por tu 200. Te sigo desde hace poco, de manera que ¡Sigue hasta al menos los 400, por favor!.
    Gracias.

    ResponderEliminar
  29. Parece mentira lo que a una persona le puede pasar por la mente en toda su complejidad; tanto, que a veces los pelos se nos vuelven escarpias cuando te descubres a ti mismo, en un escrito o en una actitud.
    Vértigo no da saber que hay personas que se quedan por el camino y preguntarse que será ahora de sus historias...de sus vidas...porque dejaron de leer y luego vuelven etc...
    Lo magnifico es que una persona sepa transmitir sensaciones, vibraciones, reflexiones y colores de su vida con una cascada de palabras.
    Me gusta tu blog y aunque no puedo comentar siempre, te aseguro que te leo cada post.
    Un besi

    ResponderEliminar
  30. Querido muchachote. Cada vez estoy convencido de que los blogs son lo que se parece más a la vida. A veces, mucho más que la vida a la propia vida.

    Me da a mí que ese Sir Q. bien podría ser una de las personas más inteligentes que conozco en la blogo (y totalmente desmadrado, en sus comentarios siempre se refiere a otra cosa). Firma como Sirwood o como Quia Sint o como S. o como... Y tiene un blog absolutamente necesario para no tomarse la vida en serio: esas personas tan desvergonzadas que uno está seguro de que tienen un corazón absolutamente tierno.

    Prueba aquí: http://lasombrasedesliza.blogspot.com/

    Y si no es él, también ganas.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  31. Muchas enhorabuenas caballero! Y a la salud de su blog voy a fumarme un cigarrín! Y a seguir caminando.

    Fdo. Otra de las que a menudo leen y pocas veces comentan.

    ResponderEliminar
  32. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar