jueves, 16 de marzo de 2017

Una reunión secreta

El presidente del Consejo dio unos golpecitos con los folios en la mesa, no muy fuerte, lo justo para hacer el silencio en la sala con mesa y sillones de lujo y poblada de un grupo de hombres. Hombres varones blancos y vestidos con traje y corbata.. Carraspeo y soltó la frase:
-Es el momento de aplicar la fase I.
Todos hicieron un silencio algo más espeso. Y evitaron mirarse a los ojos. Pero nadie dijo nada.
-Después de mucho meditarlo ha llegado el momento. Pasamos a la fase I. Vamos a recordar para que todos tengamos claro como se va a desarrollar lo más importante de la misma. Cedo la palabra al responsable de dirección de las operaciones.
Otro de los trajeados empezó a hablar:
-Bien, como sabéis la fase 0 era neutra, podía dar lugar a varias situaciones diversas. La fase 1 ya es el camino sin retorno. La fase 0 supuso colocar las piezas en el tablero, ahora pasamos al ataque. Nuestras piezas eran diversas, por un lado alimentamos pequeños extremismos en Europa: nacionalismos de microescala, ultraderecha e ultraizquierda y determinados grupos radicales. A la vez fomentamos una corrupción muy grande. A la vez se actuó en Norteamérica, concretamente en el partido Republicano, para que ganara las elecciones quien nos interesaba.
Así las cosas paso a explicar en que consistirá la fase 1. Por un lado hemos de mantener a los Estados Unidos encerrados en si mismo, corte de relaciones con NATO y demás instituciones supraestatales. De hecho la inercia le está llevando a romper relaciones con el exterior.
A la vez vamos a acabar de alterar Europa, en Rusia, en el norte de Europa, en Turquía y Bulgaria, en España... vamos a armar los conflictos. Todo a pequeña escala. Sin que entren ejércitos oficialmente, luchas tipo los Balcanes o tipo la prueba que se ha desarrollado en Siria. Conflictos con armamento convencional entre facciones muy radicales. Localizados y largos.
Levanto la cabeza de los papeles que había estado leyendo y los miro uno a uno. Luego siguió.
-Europa tiene 300 millones de habitantes, esperamos que su población se reduzca en 100 millones en los próximos 10 años.
Hubo una interrupción:
-¿Tendremos zonas seguras para movernos en Europa?, puede ser necesario para algunos negocios, y a mi personalmente me interesa...
Varios consejeros afirmaron con la cabeza. El responsable de operaciones hizo un gesto de asentimiento y contesto, esta vez sin leer:
-Si. Seguro. No las podemos marcar de partida. Pero lo haremos como ha pasado otras veces. Igual hay una guerra en una zona, por ejemplo un levantamiento islámico en el sur de Alemania, pero será localizado y controlado. Tu podrás estar en un hotel a 200 Km y no enterarte. Porque no serán guerras. Serán enfrentamientos... llamemosles populares. Sin ejércitos. Bandas armadas que se ecabechinan mientras los políticos llaman a la calma y negocian...
Todos expresaron cierto alivio de una forma u otra.
-Así quedará el tema en Europa. En cuanto al Sudeste asiático, vamos a hacer actuar a Corea del Norte. En un radio de 3000 kilómetros, tiene a 3000 millones de personas. Que le de al botón nuclear. Una bomba pequeña para que haya posteriormente conflicto con armamento convencional entre China, Japón, Corea... Una guerra de países asiáticos. Esperamos que en esa zona muera un tercio de la población. Entre la guerra y el hambre... yo creo que es factible si mantenemos un conflicto no nuclear durante 10 años. 
Volvió a tomar la palabra el presidente:
-Gracias director de operaciones. Señores, en una decada esperamos haber reducido la población en la tierra en un 20%. Fundamentalmente porque no necesitamos tanta gente. Cada vez sobra más mano de obra y hay menos recursos. La fase 1 será el principio de una nueva etapa. Vamos a proteger el medio ambiente, vamos a proteger la humanidad. Vamos a hacer un mundo más habitable. Habrá que decidir para cuantos, eso nos llevara a la fase 2. Pero centrémonos en la 1. Saben lo que tienen que hacer. Tienen poco tiempo, ordenen sus cosas y den recuerdos en casa...
____________________________________________________________

La mayoría de la banca mundial pertenece a dos clanes familiares

viernes, 17 de febrero de 2017

ECDC, ese asesor involucrado...

Nuestra cuadrilla de amigos es aficionada a la cerveza. Podemos discrepar en los tragos largos, pero la cerveza es una religión a la que adoramos todos (salvo el amigo abstemio que curiosamente se llama JB). Dentro de los amigos, hay de Pilsen, hay de Pale Ale...pero sobre todo somos muy de vasos grandes. Bastante grandes.
Este verano, nuestro amigo M me mandó un artículo de un periódico local donde avisaban de la apertura de dos nuevas cervecerías. Con barriles de muchos tipos y con buena pinta. Se llamaban, pongamos: La calle de la cerveza y La cerveza feliz.
M y yo estábamos solos y decidimos ir a explorar para luego contar al resto del grupo. Elegimos empezar por "La calle de la cerveza". Se lo comentamos al resto y nos llego un mensaje de ECDC:
"En vez de La calle de la cerveza, teníais que ir a La cerveza feliz, yo en mi trabajo de abnegado asesor, les he ayudado y asesorado para montar el negocio, son unos tíos super profesionales, yo les explique un montón de cosas, lo han hecho muy bien y bla, bla..."
No le hicimos ni puto caso. Nos fuimos a "La calle de la cerveza" y lo pasamos de puta madre. La cerveza buenísima, muchos tipos de cerveza, algo de acompañar...genial.
Avisamos al resto y quedamos otra vez. ECDC no podía venir, pero mando un mensaje: "En vez de La calle de la cerveza, teníais que ir a La cerveza feliz, yo en mi trabajo de abnegado asesor, les he ayudado y asesorado para montar el negocio, son unos tíos super profesionales, yo les explique un montón de cosas, lo han hecho muy bien y bla, bla..."
No le hicimos ni puto caso otra vez y volvió  a ser una experiencia cervecil cojonuda.
Ayer quedamos y venía ECDC. Se empeño en llevarnos a "La cerveza feliz", entramos y aquello era un desastre, cerveza mala, caliente y mal servida en un local feo. La verdad es que ECDC estaba extrañado, no le sonaba nadie del bar y vio varias cosas raras en el funcionamiento, estaba apesadumbrado.
Nos fuimos en cuanto pudimos, camino a "La calle de la cerveza", choteandonos de ECDC y la mierda de negocio que había asesorado. Llegamos a "La calle de la cerveza" con ECDC y al entrar...fanfarrias, trompetas, sacan la alfombra roja. Los dueños se acercan a agradecer a ECDC su trabajo de asesoría, como les había enseñado el concepto de "ticket-tipo"(o algo así), lo bueno que era para asesorarles en el negocio...
Incluso como se había implicado para elegir el nombre del local...

lunes, 13 de febrero de 2017

Se acerca el otoño


Ya, ya se que la serie dice otra cosa. Pero yo lo he sentido. Nos acercamos a nuestro particular otoño. La vida transcurre y pasa sin que parezcas darte cuenta. Un día de repente te encuentras paseando con La Parienta a media tarde. Tu hija esta con sus amigas en el tontódromo local. El tontódromo es ese lugar en el que, en todas las ciudades, los adolescentes pasean sin rumbo fijo. Y tu hijo de ha quedado en casa con una amiga, monitora de esquí ella, a la que le quiere enseñar a editar no se qué en el ordenador. 
Y piensas y acabas sacando una conclusión de tu interior:
-Oye Parienta
-¿Qué?
-¿Tu crees que esta noche vamos a... en fin ya sabes...?
-¿Que mierda de pregunta es esa?
-En serio, ¿esta noche tengo posibilidades de pillar?
-Planteándolo así como que no
-Aja, ahí quería yo llegar...
-¿Que coño pasa?
-¿Te das cuenta de que nuestro hijo, de 16 años, está sólo en casa con una amiga de 17?, ¿te das cuenta de que son adolescentes y que entre ellos puede surgir en cualquier momento una pasión irrefrenable?, ¿que pueden tener un descuido?
-¿Pero que dices?
-Que hoy, en este momento, estamos más cerca de ser abuelos que de volver a ser padres.
La Parienta suspiró como hace cuando me embarco en teorías absurdas. Pero es que a los pocos dias, pasábamos la tarde viendo series en el ordenador, mientras nuestra hija estaba en el gimnasio haciendo zumba y nuestro hijo se iba a un concierto de unos amigos de Hans. Y nos acostamos y él no había llegado. 
Y eso me motivo unas ganas irrefrenables de salir y beber de todo en bares con música infernal.
Porque estamos entrando en barrena en una edad provecta.

jueves, 19 de enero de 2017

Trabajar con un genio

Tengo un dolor de cabeza que me he buscado yo solito.
Cuando empece en este curro, tenía la oportunidad de hacerlo como quisiera. Había que empezar a trabajar con gente de diferentes zonas para poner en marcha el proyecto. Podía elegir a los que quisiera. Uno, en el mercado laboral, es quien es gracias a la gente que conoce, Y yo conocía a mucha gente del sector, que además les iba a interesar el tema. Se trataba de elegir a tios que valieran y les interesara trabajar el tema, no especuladores baratos (un saludo a todos los especuladores baratos que asesora ECDC), gente que estuviera en el sector y esto lo tuvieran como un complemento.
Así que empece con los que quería. Pero sobre todo, el primero con el que quise empezar era T.
Lo conocí hace más de 10 años. Cuando él dejo la empresa en la que estaba, harto de que le ningunearan,  y se puso por libre. Siempre me pareció un tío inteligente y capaz. Y me apetecía trabajar con él.
Y empezamos.
Bueno, eso es mucho decir.
Vaya por delante que yo tenía razón, T es muy listo y muy trabajador. El solito ha levantado una empresa que funciona y factura un pastón. Sobre todo porque conoce muy bien lo que hace y hace cosas muy buenas.
Pero T es... disperso.
En casi un año que llevamos trabajando, T ha cambiado la orientación de su negocio varias veces. Un tiempo se dedico a ir a Portugal a montarlo allí, otro rato ficho tres personas porque iba a ampliar la plantilla aquí, luego prescindió de ellos porque se iba a centrar en el mercado de su zona...
Todo esto, ojo, teniendo un par de inventos suyos cojonudos y que a la gente le chiflan y se los compra. Pero T está por encima de eso, T es un soñador.
Hace poco, un iluminado de la otra punta de España le copio un producto. Cuando se enteró T, compró uno de los que imitaban al suyo....Y luego llamo al que lo había copiado y le puso verde por lo mal que funcionaba y le explico lo que tenía que mejorar...
El es así.
A mi me ha dado varias ideas cojonudas, sobre el papel ha diseñado un par o tres de temas que nos han resuelto mucho trabajo. Pero luego, se ha dormido... De repente decide que hay que dedicarle más atención a lo nuestro, y entonces hace un par de operaciones geniales y nos pega un subidón en las ventas.
Claro, nadie entiende como puedo trabajar con alguien así...
Y es que T es un currante de puta madre. Un tío de primera. Pero T no debería ser empresario ni emprendedor, T debería tener un jefe que le organizara la cabeza esa que tiene llena de ideas, y le priorizara su faena de cada día. Es este mercado laboral absurdo el que le ha llevado a montarse su empresa. Y cada mes tiene tres o cuatro ideas, que por si solas, podrían levantar un negocio. Pero unas se las lleva el viento, otras se quedan a medias...
"Gonzalo, nos vamos a hacer millonarios", las veces que le oído decir eso, Y entonces me propone un plan de desarrollo de un producto, que efectivamente nos haría millonarios, Si no fuera porque además de ser perfecto... vale 100 veces más que el más caro de la competencia. Y entonces hay que bajarle de la nube. Y ponerlo en la realidad. 
Pero ojo, ahí se queda diseñado un producto, que para que os hagáis una idea es como si al analizar su dureza frente al diamante, como máxima dureza universal, resultara más duro.
O te explica como algo que tu habías diseñado para un uso determinado, se usa de otra forma y da mucho mejor resultado, y va y tiene razón, y ha mejorado muchísimo el producto mientras toma un café contigo. E insisto, no le va mal, gana pasta, tiene una empresa. Pero cada vez que estoy con él, me doy cuenta de que mucho de su talento se pierde. Se pierde entre los 75 libros de estrategia comercial que tiene en su despacho. O entre el montón de llamadas que recibe al día de gente que le pregunta cosas que la respuesta vale muchísimo dinero...
No vale para empresario, no vale para dirigir... Sería un empleado fantástico y le supondría un montón de ingresos a muchas empresas. Que además yo creo que lo saben.
Pero aquí me tenéis, lidiando con un soñador o idealista o lo que sea... alguien que no encaja en unas empresas que no saben valorarlo. Y a mi me toca lidiar con él, e intentar centrarlo alguna vez en lo mío.
Eso si, aprendo mucho.

lunes, 12 de diciembre de 2016

Leed Patria de Fernando Aramburu

Me da igual lo que esteis leyendo casi seguro que es peor. Dejad lo que esteis leyendo y leed Patria, de Fernando Aramburu.
Patria contiene todas las claves para entender lo que pasaba y pasa en Euzkadi. Sin juzgar, sin mentir, sin ocultar nada. Patria te da las claves para entender que las historias, esta y todas, no son de buenos y malos ni de gente que tiene o no la razón. Patria te explica que las historias, esta y todas, son de humanos. De personas. Que no son buenas ni malas. Son personas.
Además, la técnica narrativa es muy buena, enfrentando los sucesos desde las ópticas de diferentes personajes. Eso sólo se puede hacer trazando unos retratos buenísimos de cada uno de los que intervienen.
Por si fuera poco, Patria contiene una historia de amor maravillosa.
Dejad lo que esteis leyendo, incluso dejad lo que esteis haciendo y leed Patria de Fernando Aramburu, y luego ya si eso lo comentamos.

jueves, 1 de diciembre de 2016

Un comunista serio no puede tener un Porsche Cayenne

Brujuleando el otro día por la Internete, me encontré un documental bastante interesante. Venía a decir y explicar como en España no hubo nunca insumisos cuando la mili fue obligatoria. Claro, todos recordamos las pintadas de "Libertad para xxxx" y lo de "Insumisos presos", pero resulta que no. Todos, todos los insumisos de entonces (menos 13, uno de ellos vetustiano), primero se declaraban objetores de conciencia. Y luego, a la hora de hacer la Prestación Social Sustitoria, se declaraban insumisos a ella.
¿Por qué?
Muy fácil. Si eras insumiso a la mili, te negabas a ir, aparecian en tu casa una patrulla con un oficial de la policia militar y varios números de la misma que te esposaban y te llevaban a que te juzgara por insumiso un tribunal penal militar. Con unas condenas según el Código Penal Militar que eran de lo más guay, y además se cumplían en un penal militar. O sea que no hacías la mili pero te tirabas dos años en un penal militar (que si habéis visto alguno sabréis que es muy similar a un campo de prisioneros de guerra). Así que, mucho mejor, te declarabas objetor, luego insumiso no a la mili sino  insumiso a la prestación y dos meses de carcel light y arreglado.
Hubo 13 héroes, eso si. Con todo tipo de situaciones. Incluso alguno que aún no ha sido juzgado y está rezando porque prescriba el delito. Mientras tanto no puede presentarse a casi nada oficial, procura no abrir la puerta si llaman...
Todo eso, ese nadar pero guardando la ropa, me trajo a la cabeza la manida discusión NaN - ECDC sobre si un tío de izquierdas puede tener un Porsche Cayenne.
Porque además ese espécimen, ahora abunda mucho en la política española. El yo soy muy del pueblo, muy del 15M y de izquierdas. Con una casita en el centro, otra en la playa y dinero en el banco. Si. Pero del 15M. Mucho. Portada de revista guay y entrevistas en Jot Down. Pero del pueblo.
Y yo cuando veo eso me chirría. ¿Por qué?.
Pues me he dado cuenta de por que. Resulta que eso es nadar y guardar la ropa. Tu si eres militante, o defensor o lo que sea tienes que ser lo primero coherente. Y no tener ni una horterada de Cayenne ni beber champan de 100 euracos o comer de menú de 200 ni otras similares porque no puedes estar de acuerdo en que nadie tenga eso. Ni en que eso exista, se permita y se acepte.
Es decir, no puedes salir en la revista frívola que sea porque no puedes estar de acuerdo en que exista esa revista frívola. Y no puedes veranear en el pazo de tus papás, porque si eres coherente no puedes aceptar que nadie veranee en un pazo. Ni tus papas. No vale con lo de "es de mi familia", "lo herede"...es el meollo lo que no vale.
Y esa es la gran diferencia de mucha gente y vosotros los guays incoherentes. Que muchos aceptamos nuestro status, sabemos dónde estamos y por qué y aspiramos a cosas dignas y a las que podemos aspirar legítimamente. Sabiendo, eso si, que vivimos en una minoría privilegiada de la humanidad, que explota a otra parte de la misma. Pero sin aspirar a lujos que no nos interesan. 
Mientras los que nadan y guardan la ropa, ponen un listón inalcanzable que se saltan en cuanto te descuidas.
Quedando así zanjada la discusión de los antes mencionados. 

martes, 8 de noviembre de 2016

Lo de las citas

Bueno, lo confieso. Me enganché a "lo de las citas" o sea First Dates, en Cuatro. Y digo me enganche porque ahora, que lo han alargado de media hora a una hora y cuarto, se me hace largo y me aburre. O igual es que se me ha pasado la fiebre de la novedad.
No se si lo habéis visto, es una cita a ciegas para comer entre dos desconocidos, presuntamente compatibles, de cualquier lugar de España. Con afán de pillar cacho, que es de lo que se trata.
Yo lo veía comentándolo por Whatsapp con un compi, que es lo divertido. Sobre todo si el compi es experto en las lides del amor y ve venir de lejos a todo espécimen que pretenda algo.
De todas formas, lo que más me alucina del programa es que definitivamente, yo no valgo para ligar. O no valgo para ligar con los parámetros actuales.
Alucino de que habla la peña en una primera cita. En ninguna se ha mencionado ni un libro que se está leyendo o que haya gustado, ni de películas, ni de series de televisión ni de planes con amigos. De música un poco. Pero las conversaciones en esas citas son:
-Yo me cuido mucho.
-Yo también
-Me gusta viajar
-A mi más
-Soy superactivo en la cama
-Y yo.
O sea. Todo muy profundo y muy interesante... luego claro, viene con que al que le gusta viajar no ha pasado en su vida de Ciudad Real y la que se cuida mucho estuvo apuntada a un gimnasio toda su vida.
No sólo eso. Mogollón de gente tiene un momento intenso. Inspiran, ponen mirada atormentada y dicen: "y estoy escribiendo un libro". Joder, una cuadrilla de gente, que no paso de leer el Parvulitos en el mejor de los casos, etá escribiendo un libro. Con un par.
Yo no valdría una mierda según esos cánones, lo veo. Me cuido, si, de no pasar hambre ni sed. Y lo de viajar según y como, que llevo muchos kilómetros detrás.
Y luego, las definiciones sexuales que me tiene alucinado. Mogollón de gente, la tercera frase que cruza con un desconocido es:
-¿Cómo te defines / como eres sexualmente?
Que a mi solo se me ocurriría decir que en el sexo soy superagradecido, que cuando pillo me pongo contentísimo.  Pero no. Un tío dice "soy superactivo" en la cama. ¿Y eso que es?. ¿Será que echa polvos conejiles? (ver Molinos para aclara el concepto), ¿o quizá sabe 235 posturas para hacer en un mismo polvo?.
Y hubo una que dijo: "Yo soy muy cañera en la cama". ¿Eso que es?, ¿te gusta pegar?
Y ojo, es gente de edad, no jovencillos. 
Eso si me alegró mogollón un abuelete, 73 años, al que llevaron una señora, de sesenta y pico con, digamoslo finamente, abundante delantera. El abuelete pregunto la talla y ella dijo "115" y el abuelete, todo contento decía "me voy a dar un atracón...". ¡Mira que bien, con 73 años aún hay afición!.
N.B.:Por cierto, craso error del abuelo, si hubiera leído a Molinos, sabría que importa más la letra que el número.
N.B. y 2: Si, cito mucho a Molinos, es mi segunda creadora de contenido multimedia favorita. El otro día la baje de puesto, por debajo de Ter, por un comentario inoportuno.