viernes, 23 de septiembre de 2016

Guía de estilo para una red que se está perdiendo sin mi vigilancia

LO OUT
LO IN
Despedirse del blog
Abrir un blog
Twitter, Instagram, Tinder
Facebook y LinkedIn
Los audios de Molinos
Los audios de Diana Aller
Los blogs intensos
Los blogs con fotos cochinas
La crítica literaria y culinaria
La crítica de deportes minoritarios
Nan, Di
Hombre Revenido, Speedygirl
Plantillas recargadas
Plantillas sobrias
El metabloguerismo
Hablar de redes diferentes a las que se está usando al hablar de ellas
Poner “primer” en los comentarios
Comentar dos o tres semanas después de publicar el post
Hastags. En cualquier sitio
Los títulos largos
Escribir en primera persona
Escribir de otros
El “hipsterismo”
El existencialismo
Hablar de política
Chistes con profundidad política: “tu mujer tiene tan poca clase que podría ser una utopía marxista”
Los tipos de letra rebuscado
Arial
Música en general
Jarcha, La Bullonera, Quilapayun…
Audiolibros
Leer libros piratas en ebook
Escribir en borrador y repasar antes de publicar
Escribir directamente al levantarte de la cama
El café
El té, el mate y otras hierbas
El club de lectura
Post en Linkedin, en comentarios de eBay, en Wallapop…
Leer blogs nuevos
Releer  post de hace más de 5 años
Escribir vestido
Escribir en pelotas
Que te comenten famosos, premios Planeta incluidos
Que te comenten SPAM
Responder comentarios
Los trolls
Comentarios de Anonimos
Comentarios de Don Mendo

martes, 5 de julio de 2016

¡Dejar de autoeditaros coño!

Yo tenía un profesor, de Economía Agraria, que explicaba que los culebrones y los "realitys" tenían éxito porque eran una "masturbación social". O sea, la sociedad regodeándose en si misma. Disfrutándose.
Viene esto a cuento porque está bien que en los blogs pase un poco eso, todos somos un poco de autosatifacernos, en sentido intelectual. Y algunos en el otro, que hay cada blog de guarradas...
Eso está muy bien cuando lo haces en privado, en tu rinconcito. Si es caso, con alguien que le gusta mirar, si quiere. Me refiero al blog ¿eh?.
Pero no hay porque hacerlo público. No es necesario.
Que de repente ahora, a todo el mundo, le da por pensar que lo que escribe está muy bien y vale la pena. Vale. Si crees eso, ponte en contacto con la gente de ese negocio y que opinen. Hay gente que ha escrito libros así, y le va muy bien.
Pero como los hay muy canallas, pasan de entrar por el filtro, se van al camino fácil. Y deciden autoeditarse. O hacer un crowfunding.
Y mira. Como que no.
Si tienes huevos, autoeditate y distribuyete como quieras. Pero sin que yo te financie tu ego de escritor. Que cada dos por tres te viene uno con su libro bajo el brazo, que se lo compres que es muy guay , que se ha autoeditado porque las editoriales están tomadas por gente ignorante pero que a ti te va a gustar su libro. Que te conoce y son 10 pavos.
Claro, y como te conozco, mi tiempo de leer que es limitado, no lo quiero dedicar a tu pestiño, que ya me lo sé y se como escribes...
O el que te dice "abrí un crowfunding, ya vi que no participaste, será que se te pasó, pero aquí te traigo mi libro, te lo he dedicado, son 12 pavos". Ya colega, si los que están sin dedicar se cotizan ya a 25 pavos de lo raros que son...
Que está muy bien jugar a ser escritor, pero juega también a ver si alguien te compra, que es parte importante del oficio. Si no, ya no tiene gracia.
Así que pensar un poco si eso que escribís es tan bueno y tan interesante, o son intrascendencias como las de cualquiera. Y si os han comprado el libro por interés o porque dejéis de dar el coñazo. 

jueves, 26 de mayo de 2016

Los consultores. Summer-tour 2016

Con el nuevo curro, mis viajes han dejado de ser exóticos. Si miras mi histórico, en la página donde reservo hoteles, es algo así como: Medellín, Bogota, Quito, Chicago, Guadalajara (México), Santa Eugenia de Berga, Barbastro.
Vamos que he perdido el "charm". No es nada exótico ir a Folgoso de la Ribera o a Melgar de Fernamental.
Pero se me ha ocurrido que soy como los artistas, que estoy en la fase de pueblos y pueblecillos hasta que tenga categoría para volver a las plazas de primera. A capitales de provincia por lo menos. Pero mientras tanto, como una tarde noche en Rodrigatos de la Obispalia puede ser aburrida, se me ha ocurrido montar esto del summer-tour aprovechando la fama mundial de este blog. 
Próximamente organizaré el calendario y lo hará público. Lamentablemente hoy estuve en el pueblo de Diva, pero no tenía aún desarrollada la idea, perdí la oportunidad de hacer un primer test.
El tema es que iré anunciando mis visitas a esos pequeños lugares por lo que me moveré durante los próximos meses. En aras de que no me muera de aburrimiento, vosotros mi legión de lectores/fans, acudiréis a encontraros conmigo... y entretenerme...
El orden del día único para todos los encuentros será más o menos así:

1.- Reconocimiento mutuo y admiración: Básicamente nos encontramos, nos presentamos y nos alabamos un rato unos a otros. A mi como autor de este blog. A vosotros como avezados comentaristas e, incluso, si antes me mandáis un enlace, leeré vuestro blog y os diré cuanto me ha gustado.
2.- Repaso en plan mal de blogueros  que conocemos: Yo en mi caso puedo poner a parir a Moli porque ya ha perdido la frescura y la inocencia y se ha profesionalizado, a ECDC le puedo poner a parir por múltiples motivos e incluso contaros historias suyas que no salen en su blog y os pondrán los pelos como escarpias. Tengo fotos de Molinos, ECDC y he visto en persona a una Másqueperra y fotos de otras dos... Conozco a Hombre Revenido, si, el cuarentón. Podemos hablar de todo eso. También os puedo contar cuando conocí a Di y cómo era de intensa... de Amanita...¡Rajaremos de todos los que conozcamos!. Incluso os puedo contar como era la Anónima Marta en foto. Y hablaremos de No, que también la conozco, recordaremos la foto en top less que puso Pseudo en su blog y la criticaremos por querer captar lectores de forma tan vil. Comentaremos lo de las bragas usadas que subasto Diana Aller. Si a esto sumamos los que sabéis vosotros, puede ser divertido.
3.- Un rato de intensismo: Somos blogueros. Así que también dedicaremos un rato a hacernos los guays e intelectuales. Hay que hablar de literatura, de cine...lo mejor será que repasemos todos el último número de Jot - Down y nos limitemos a los temas que salgan ahí. No nos vaya a salir algún tema que no controlamos.
4.-Darme un poquito de coba: La estrella de esto soy yo. Así que durante un rato me contáis lo bueno que soy y como os mola leerme. Como os inspiro y que edificante es mi vida. A cambio os contare alguna anecdotilla curiosa de mis  viajes.
5.- Proposiciones deshonestas:  Aclarémonos, Yo estoy felizmente casado, así que no atenderé proposiciones de este tipo. Pero también estoy en una edad que la vanidad sexual (si eso existe) ha de animarse. Así que agradecería algún tipo de proposición guarra. Además, no nos engañemos, quedar con gente que conoces de internet suena a guarrada a la vista. Nada en plan ordinario como: "me muero de ganas de comerte la polla", no. Pero un "Me gustaría enseñarte la lencería que llevo" se agradecería. Si es un varón homosexual puede insinuarme "te llevaría al lado oscuro". Incluso un lector varón hetero puede susurrarme "contigo probaría"... Ala, así le damos el toque cochino a lo de quedar con gente por internet.
Con esto pasaremos una tarde-noche divertida. Podemos sumar actividades locales como ir todos al bar de Goodbye Kitty y no decir quienes somos pero mirarla fijamente... se nos irán ocurriendo cosas.
Muy importante, eso si, a la hora de pagar comida y bebida (incluidos espirituosos), a partes iguales sin contar conmigo. Que soy la estrella invitada.
Lo dicho, en breve comunico fechas y lugares...

viernes, 6 de mayo de 2016

Un nuevo comienzo

Mientras duraba la lucha intestina, yo desesperaba haciendo lo posible por sacar adelante la faena. Pero hay veces que luchar cansa. Y ya somos mayorcitos para aguantar muchas gilipolleces.
Y estando en estas me llamo un colega del Noroeste y me empezó a dorar la píldora. Que si eso no tiene futuro, que ahí pasan de lo tuyo y yo que se que más.
Total que me lió.
Mira que le explique que yo de lo suyo hacía años que estaba desconectado. Que pasaba del tema desde hace muchos años. Pero claro, el venga conque lo tuyo es esto, que sabias que ibas a volver, que si no vas a volar...
Y así ha sido como a los 45 años me he embarcado en una historia nueva. He dejado mi curro y empiezo en otro. Desde cero. Vamos a montar una historia nueva de lo que yo curraba hace ya mas de 10 años.
Voy a dejar de volar y de ir a países exóticos, voy a dejar el pollo frito (aunque seguiré en el mismo sector), voy a volver a tener coche de empresa y un trabajo más "normal". 
Si todo sale bien.
Porque no se puede evitar cierto miedo, a que algo salga mal, a que luego me arrepienta, a que el asunto no funcione...cualquier cosa puede pasar.
Pero no puedo seguir haciendo algo que en lo que ya no creo. Y es el momento de empezar.
Total, los 45 son los nuevos 25 ¿o no lo sabíais?

martes, 5 de abril de 2016

Preparando el invierno


El rey de las sartenes está muriendo despacio. El rey de las sartenes tiene la sangre muy enferma. Cada cierto tiempo, el rey de las sartenes va a Mordor, allí le hacen una limpieza de la sangre y lo dejan para que aguante unos meses.

Cuando iba a la oficina, el rey de las sartenes, que tiene su despacho al fondo del pasillo; encontraba siempre un momento para entrar a mi despacho, sentarse y charlar de cómo iba el pollo frito. Su gran ilusión, entrar en el negocio del pollo frito. Su última apuesta.

Hace meses que el rey de las sartenes no sale de su casa.

Los hijos del rey de las sartenes y demás parientes se están aprestando a coger buena posición en la parrilla de salida por la sucesión. Hasta el momento están clasificados: un hermano, tres hijos, un cuñado y un yerno.

El reino del pollo frito es un sinfín de nombramientos, departamentos de nueva creación y contaje y recuento de sillas, sillones e incluso banquetas.

Mientras tanto, los de a pie seguimos intentando currar.

Paso un informe a mi jefe. Explico en diez folios como hay que seguir en Colombia, acciones a desarrollar y futuro.

El informe duerme el sueño de los justos, pasa como un mes y nadie hace nada. No se autoriza ningún movimiento. La gente empieza a impacientarse.

Mientras tanto, mi jefe, ha colocado en el reino de las sartenes a su mujer, una cuñada y algún otro pariente.

Memorandum de Ecuador, lo paso a mi jefe y a todos los jefes. Intentando que alguien haga algo.

El memorándum duerme el sueño de los justos. Paso a ver a uno de los príncipes llamados a suceder al rey. Me corta en cuanto empiezo a explicarle “eso no es importante ahora”, y se dedica durante dos horas a practicar conmigo el argumentario de razones a presentar al rey para conseguir un aumento de sueldo para él y un nuevo título en la, ya repleta de títulos, tarjeta de visita.

Es la selva, la lucha por la sucesión. Todos quieren captar partidarios.

Impotentes vemos como los enemigos empiezan a atacar las fronteras del reino. Vemos como los nuevos brotes son pisoteados por la maquinaria desbocada. Cunde el caos en el pueblo.

El rey de las sartenes hoy ha venido a la oficina, al pasar por delante de mi despacho ha entrado a darme la mano. Sin decir nada. Luego se ha ido, arrastrando los pies, hasta el suyo. No ha abierto la boca.

Ve como, poco a poco, su imperio se prepara para desmoronarse…

martes, 8 de marzo de 2016

Tengo un apartamento en Medellín

Tengo un apartamento en Medellín.
El peso colombiano se ha hundido, y si sabes moverte, los precios de los hoteles en Colombia se han vuelto poco menos que ridículos. Así que la semana pasada hotel de lujo en Bogotá, y esta semana, al precio de un hotel normal, tengo una suite/apartamento en Medellín.
Me gustaría que vinieras. Que estuviéramos todos. El apartamento tiene una cocina pequeña americana, lo suficiente para hacernos el desayuno y la cena. También tiene un sofá. Grande y cómodo. Podríamos sentarnos a ver la tele.
La tele de mi apartamento en Medellín es yo creo que el doble de la de casa. Está sobre una base que le permite girar 360º. Puedes verla desde el sofá, desde la cama o, como estoy haciendo mientras escribo, desde la mesa de trabajo.
Mi apartamento de Medellín tiene una cama descomunal, quepo de sobras a lo largo y a lo ancho. no te imaginas lo que podríamos hacer en esa cama. Entre otras cosas dormir sin pelearnos por la conquista del centro como los políticos cutres.
Tengo un apartamento en Medellín. A nuestro hijo le gustaría, es cómodo y tiene un sillón en el que podría sentarse mal. Y tiene internet a velocidad de vértigo. Los ventanales dan al Parque Lleras, podríamos salir a pasear por el parque, a nuestra hija le gustaría. También podríamos acercarnos a ver el jardín de las orquídeas en el botánico. Se lo pasaría en grande.
Podríamos estar aquí los cuatro. Cabemos de sobra. Por la mañana me vienen a buscar los coches que me envían los clientes, me pasan por anticipado el número de la matrícula y el nombre del chofer. Eso después de que me hayan servido el desayuno en la terraza.
En mi apartamento de Medellín dejo la ropa sucia encima de la mesita que hay delante del sofá. Y antes de las 6 de la tarde (hace un momento) llaman a la puerta y me la traen limpia. Cuando vuelvo de trabajar puedo elegir donde comer, mi apartamento en Medellín tiene acceso a una galería exclusiva donde hay restaurante colombiano, italiano, caribeño...incluso una cafetería hipster.
Puedo ir al gimnasio por la tarde, después de comer, está en el piso 21. Y da al parque que limita con el edificio de Davivienda.
Tengo un apartamento en Medellín, vivo esta semana como en un sueño de película. Tengo un apartamento en Medellín como si fuera de los amos del universo.
Pero no estáis aquí. Y yo quiero volver a casa, a pelearme por un sitio en el sofá que a duras penas cabemos 3, a la tele con menos pulgadas y a tener que recoger y colgar la ropa. Y a no tener chofer ni gimnasio en el piso 21. Y a desayunar por turnos, organizados para no bloquear el baño por las mañanas. 
Porque todo esto me parece irreal, provisional. Si no estáis aquí, esta vida sin vosotros, no tiene sentido.
Tengo un apartamento en Medellín, pero que poco me compensa a mi tener un apartamento en Medellín.
Os echo de menos.
 

martes, 23 de febrero de 2016

Al abuelico con pistolas de agua...


-Papá cuéntanos algo que nos aburrimos.

Mi hija me interpela medio de cachondeo mientras vamos de viaje, me provoca para que le cuente historias de abuelo cebolleta y cachondearse de mi. Es mayor, ya  puedes cachondearte de ella. Inspiro y contesto:

-¿Te he contado la historia de Hendrich y el elefantito, que me la contaron en Sudáfrica?

-No

-Pues bien. Hendrich era de origen holandés. Pero sus padres estaban destinados en Sudáfrica. Vivian en una reserva cerca del parque Kruger,..

-¿Donde las fotos que sacaste de animales?- Es verdad, en un viaje del curro estuve allí de turismo

-Al lado mismo

-Mola

-Bueno, pues vivía allí. Un día iba paseando al lado de la cerca de los elefantes. Entonces el tenía unos 13 años. Y ve que un elefante jovencillo tiene una pata levantada en el aire. Y mueve la cabeza y barrita muy bajito, como llorando…

-Oooooh

-Total que Hendrich salta la valla y se acerca al elefante, le acaricia y entonces se va agachando. Y ve que tiene un alambre clavado en la pezuña. Con cuidado Hendrich se lo saca. Y el elefantito apoya el pie en el suelo. Y deja de barritar, y le pasa la trompa por el hombro. Desde entonces, cada vez que Hendrich iba por donde los elefantes, el elefantito se acercaba hasta él, levanta la pata y mueve la cabeza barritando bajito. Haciendo ver a Hendrich que se acordaba de cuando le curó la pata.

-¡Que guay!

-Espera, que ahora viene lo mejor. Hendrich se fue de Sudáfrica. Volvió a Holanda. Y vivió allí. Habían pasado 20 años desde que dejó Sudáfrica cuando iba por el zoo con sus hijos. Se pararon a ver los elefantes. De repente un elefante se separa de la manada se acerca trotando a la valla y se queda mirando a Hendrich. Entonces levanta la pata en el aire y empieza a mover la cabeza barritando bajito

-¡Que monooo! ¡ Era el elefantito!

-Bueno, espera, Hendrich salta la valla y se acerca, entonces el elefante le echa la trompa por el hombro… Le agarra de la cabeza y mientras le estrangula le empieza a zarandear de un lado a otro, golpeándole con todo lo que encuentra. Después de muerto, aún lo piso varias veces.

-¡¡¡¡¡Papaaaaa!!!!- horrorizada
-Seguramente, no era el mismo elefantito…