miércoles, 27 de noviembre de 2019

Mi vida de troll profesional


Estás un día que te toca esperar a alguien. En algún pueblo perdido de nuestra rica geografía. Estás harto de bares cutres y además ya llevas los tres cortados que te has puesto como tope diario. Lees un rato en el coche, pasa el tiempo, te aburres…¿Qué puedes hacer?. Pues te metes en un grupo de Whatsapp a tocar los huevos a la peña. A hacer de troll profesional vamos. Una ocupación divertidísima y que triunfa sobre todo en España, con ese carácter que tenemos…

Para trolear a gusto en el Whatsapp, hay que elegir bien el grupo. Hay que revisar hasta que encuentres un tema que ha soltado alguien, no hay mucha respuesta y parece que se va a quedar ahí muerto. Tu sabes que no, que está botando…Por ejemplo alguien ha puesto un comentario elogioso sobre la Madre Teresa y su labor que se conmemora…ya está. Ya lo tienes. Lleva media hora y nadie ha dicho nada. Parece que la Madre Teresa es un absoluto que a todo el mundo le parece bien. Es el momento del troll.

Buscas en Internet, porque en Internet hay de todo hasta encontrar un artículo crítico con la Madre Teresa y lo lanzas. Ojo, es importante no ser tu el crítico, sólo quedar como un tío informado e intelectual. Y pones algo así como “pues yo no sé, pero hay quien opina de otra forma….”

Y ya está liada.

En este país de cuñadismo y navajeo, se nos calienta la sangre enseguida y la gente empieza a echar pestes de todo. Salen a saco contra el autor del libelo, contra el medio que lo publica, contra el gobierno culpable de todo…y tu puedes ir administrando tranquilamente tus mensajes, dosificándolos, lanzando referencias de enlaces de internet (que todo el mundo asume como válidos sin cuestionarlos), incluso capturas de pantalla de la Wikipedia.

Y la gente se enerva, le crispa que no entiendas, te atacan por todos lados, te acusan de todo.

Y tu estás ahí en el coche, calentito y viendo llover descojonado de la risa. Entonces te das cuenta de que ya ha pasado media hora y ya puedes ir a ver al tío con el que quedaste.

Y te vas sin despedirte.

Cuando vuelves al chat hay 200 mensajes sin leer de los que pasas olímpicamente. Mañana, pasado o el día que te vuelvas a aburrir, lanzas al mismo chat un laudatorio de la Madre Teresa. Ya tienes otra liada.

¿Por qué voy a pagar por ver la tele si tengo a los payasos gratis?

miércoles, 30 de octubre de 2019

La moda de mierda de la mochila




Siempre quise ser mujer por el tema del bolso. Me encantaría llevar bolso. El bolso en el caso de los hombres no está bien resuelto. Resulta que todos son una especie de carteras con correa fina, que se clava, se mueve y queda mal. Además están hechas en un largo que si te lo pones en diagonal, te queda a una altura entre el sobaco y la lorza de la barriga que da un poco de aspecto raro. No hay bolsos chulos de hombre.

Las mujeres tienen a su disposición todo un mundo de bolsos de todos los colores y formas. Y los saben llevar y los combinan. Salvo Molinos que se los compra neutros y los lleva hasta que se mueren.

Me horroriza ir con los bolsillos llenos. Y aún en invierno tiene un pase, pero en verano es matador. Yo habitualmente llevo: pañuelo (de tela, por supuesto), tabaco y mechero, dos móviles, llaves de casa y de algún coche (además a veces las del garaje y las de casa de mi madre o de mis suegros), gafas de sol, el libro electrónico…Si además estoy currando tengo que llevar la agenda, boli, a veces el ordenador portátil…un sindios.

Normalmente para currar llevaba maletín. Pero el maletín es un poco cantoso. Luego descubrí las bolsas. Un hibrido entre bolso y maletín con correa ancha y capacidad suficiente. Me hice fan de la bolsa y la llevaba a todas partes. Cuando curraba. Si no, canta mucho.

Pero de repente, un iluminado, puso de moda las mochilas. Mochilas como las de los escolares, para llevar a la espalda. Y todo el mundo se puso a llevar mochila. Sobre todo en los curros. Y en mi curro nos regalaron una mochila corporativa muy guay. Que hay que llevarla para quedar bien.

La mochila es un invento horrible. Lo peor es que es grande. Así que metes un montón de cosas, y aquello es un pozo sin fondo y cada vez metes más cosas. En las bolsas mantienes un cierto orden, para que no abulte demasiado y quede estilosa. En cambio, la puta mochila, como ya es un bulto, tiendes a llenarla.

Y pesa.

Tengo una contractura de llevar la puta mochila.

Además, la bolsa, en el coche, la puedes colgar graciosamente en el respaldo del asiento del acompañante. La mochila no. La mochila es un bulto tremendo que se mueve y se cae la pongas como la pongas. Y como llevas semejante aparato, estás obligado a llevar encima el ordenador, el cargador del ordenador, el cargador del móvil, la carpeta de no se que proyecto, el cuaderno donde anotaste cualquier cosa…y todo el rato la gente te puede dar de todo para que te lo metas en la mochila….

Y todos llevamos la misma, con lo que además tienes que ponerte algo para distinguirla. Llevamos unos accesorios que van de lo ridículo a lo estúpido. Yo creo que somos todos gilipollas.
Me estoy planteando seriamente volver al maletín, al rígido con piel con relieve y cierres con combinación. Ya puestos, hasta el fondo.

viernes, 11 de octubre de 2019

Y que hay gente que se dedica a esto...

-Hola buenas, mire le llamo de la inspección de uso de medicamentos. Le vamos a meter un paquete de la mundial
-Cielos. Disculpe, no dudo de sus razones, pero de todas mis torpezas ¿por cual exactamente?
-Pues verá, ha recetado un producto para corderos a unas anguilas.
-Ya. Lo siento. Pero óigame ¿donde he cometido semejante desatino?
-En la granja de corderos de Pepe Pérez
-Ya. ¿Unos corderos, ya talluditos, futuros sementales, con neumonia que les recete un antibiótico para la neumonia de corderos?
-Exacto. Pero en la receta electrónica, en la especie pone anguilas.
-Si. ¿Y  no ha pensado, por un casual, que su sistema de receta electrónica pone todas las especies por orden alfabético y por defecto sale la primera, y como el sistema es una mierda, cada vez que haces un cambio la especie vuelve a la primera por defecto?
-No se. En la receta pone anguilas. Le voy a meter un paquete.
-Ya, ya lo ha dicho. Pero....¿no le parece que si receto un producto para corderos en una granja de corderos se va a usar en corderos?
-Anguilas. En la receta pone anguilas.
-Si, claro, pero...¿conoce muchas granjas de anguilas que estén en medio del desierto ?
-Ha recetado un producto de corderos a anguilas
-Vale, mire...sabe que como veterinario puedo acogerme a una prescripción excepcional, ¿verdad? y usar un producto de otra especie cuando no hay de la que trato, ¿estamos? y que si no son de consumo puedo darles más o menos lo que me pete ¿es así?
-Si
-Vale mire, pues fue una prescripción excepcional. Trate anguilas con antibiótico para corderos porque no había antibióticos para anguilas con neumonia.
-Ah. Es una prescripción excepcional
-Exacto
-Había anguilas con neumonia
-Tal cual. Hechas polvo. Unas toses y mocos horribles.
-Vale, y esas anguilas no eran de consumo
-Nooo, las tiene allí porque hacen bonito
-Vale. La próxima vez marque que es una prescripción excepcional, que si no nos da mucho trabajo
-Perfecto, no se cansen... 

martes, 24 de septiembre de 2019

Compendio de frases oidas en el aniversario de la promoción que dan una idea muy aproximada de como se desarrolló el evento


Cuando yo estudie la carrera era a finales de los 80 y principios de los 90. Entonces veterinaria todavía era una carrera mayoritariamente masculina, aunque no con gran diferencia. Hoy es muy mayoritariamente femenina. Entonces había aún muchos alumnos de los entornos rurales, y de los entornos profundamente rurales. A mi facultad venían de muchas comunidades limítrofes y no tan limítrofes. Empezamos unos 300 y debimos acabar unos 100.
Nuestra facultad estaba fuera del campus universitario e incluso fuera de la ciudad. Estábamos en mitad de la nada y entre clases y prácticas no era raro que entraras a las nueve de la mañana y salieras a las ocho o las nueve de la noche. Convivíamos mucho y sólo entre nosotros…
Hace unos días celebramos el 25 aniversario de la finalización de nuestros estudios. Dio lugar a un reencuentro curioso y os pongo a continuación frases que se oyeron. El evento duro 15 horas, la ingesta de alcohol empezó a las dos horas del inicio…no digo más. Para que quede claro, son frases sueltas, no un diálogo. Y soy oyente, no soy participante de las mismas, o al menos no de todas…:

-Yo recuerdo de ti, sobre todo, que estabas casi siempre borracho
-¿Qué sois gemelas? Coño yo no supe que erais dos, siempre pensé que erais una sola, ¿con cual me enrollé yo?¿como que me intercambiabais?
-No digas que nunca hubo nada entre nosotros, me hiciste dos cobras. ¿Qué no te acuerdas? Joder, igual no fueron cobras y tenía que haberme inclinado más
-Quede claro que los polvos y los líos de hace 25 años han prescrito
-Eras nuestro amigo gay, ya se que no eres gay, pero como necesitábamos un amigo gay y no había, acordamos que eras nuestro amigo gay. Por eso te queríamos tanto y ninguna tuvo nada contigo
-¿Qué sois gemelas?, yo no recuerdo que fuerais gemelas…siempre he querido tener algo con unas gemelas
-Me encanta hablar contigo, siempre fuiste un amigo de verdad, sin nada sexual entre nosotros
-¿Cómo que no te acuerdas de que nos liamos?, tuviste cinco orgasmos en dos polvos. ¿Qué es eso de que te acordarías si hubiera pasado algo así?
-No me acordaba de que había tenido unos compañeros tan selectos.
-Desengañate, JJ nunca se me folló. Ninguno se me folló. Siempre éramos nosotras las que decidíamos con quien follabamos,
-Es verdad, no hacia más que liarme con tías, pero no soy lesbiana. Bueno si, ahora estoy viviendo con otra tía, pero no soy lesbiana.
-Me he pasado al lado oscuro, estudié producción animal y ahora tengo una clínica veterinaria.
-Mi récord es castrar un gato en 39 segundos. La gata que tardé menos fueron 4 minutos.
-Creo que en estos 25 años me he acostado con 4 mujeres diferentes, pero he inseminado a unas 30.000 vacas. Se mucho más de como funcionan las vacas que las mujeres.
-Todo lo que sé lo aprendí fallando. Joder, claro que se me murieron bichos, figúrate, no tenía ni puta idea…ahora soy muy bueno. Yo creo que los médicos hacen el MIR para no empezar matando pacientes.
-La verdad es que si nos hubiéramos sincerado un poco y nos hubiéramos ordenado, habríamos follado todos mucho más.
-¿Qué sabíais que me gustaba?¿quién lo sabía?¿Todos?
-¿Quién sabía que me acosté con él?¿cómo que todo el mundo?
-Si no quieres que se sepa algo ni lo pienses.
-Cuando me preguntan de que se ha muerto siempre digo “de el último mal” y se quedan resignados, como si fuera una enfermedad de verdad. Empecé diciéndolo como un chiste, ahora ya no puedo dejarlo….
-Total, que estoy de autónomo, pero voy un poco justo, así que te dejo mi tarjeta, si sabes de algo, cinco horillas a la semana o así me irían de perlas.
-Si, recuerdo que éramos muy amigos, pero era porque estábamos borrachos casi todo el tiempo, de hecho no se casi nada de ti
-No insistas, no es que no te reconozca, es que hace 25 años tampoco te conocía.
-Es una pena que no me fijara en ti, entonces no valías nada, ahora estas mucho mejor
-No me acuerdo de que cortara con ella, joder dejamos de vernos y punto, total no la he vuelto a ver ¿cómo que está aquí?
-Me lo paso genial contigo, yo soy bruta pero tu eres más

lunes, 16 de septiembre de 2019

Cuando los hijos ya no molan


No creo haber sido especialmente niñero. Y tampoco pensé mucho a la hora de tener hijos. Siempre he pensado que me hubiera dado igual tenerlos o no. Mi matrimonio hubiera sido más o menos igual, con más sexo y más dinero eso si, y seguramente mi vida hubiera sido igual de completa y me hubiera sentido igual de realizado. De hecho, cuando me casé, había una posibilidad cierta y real de que fuera estéril, por haber pasado la brucelosis.
Pero tuve hijos. Y los hijos pillan de improviso a todo el mundo. Estoy seguro de que a nadie le han advertido de que significa realmente tener hijos. Nadie te puede explicar que los hijos son sobre todo una trampa mental, un freno siempre presente en tu cabeza que no hay forma de sacarlo y que condiciona hasta tus ilusiones y pensamientos.
Al principio, tener hijos, te da una cierta satisfacción. Sentir que eres capaz de educarlos, que no son unos malditos bastardos sino que saben decir por favor y gracias, que empiezan a leer balbuceantes y luego leen de corrido, que aprenden a razonar… Tiene gracia.
Pero todo se acaba. Llega un momento en que después de haber tenido un par de conversaciones interesantes con tus hijos, dejan de tener gracia. Porque ahora, lo que les falta, es que la vida les pula. Que se lleven palos en campos diversos: el amor, los estudios, las amistades… que se den cuenta que nada es absoluto y que tienen que aprender a relativizar y subordinar.
Y mientras llegan a eso, son desagradables.
Mis hijos tienen casi 19 y casi 16. Y me sobran. Ya no tienen ningún interés para mí y yo ningún interés para ellos. Son unas personas a las que no invitaría a cenar. No me apetece hablar con ellos. No es que sean malos, es que están en otro nivel. Y como están en otro nivel, no tenemos casi nada en común, no estamos en la misma onda.
Está claro que tengo la obligación de criarlos y educarlos, pero en este momento es la vida la que les ha de enseñar lo que les falta, y es un proceso que yo ya he pasado, mis amigos son otra gente, con otras vivencias y otros intereses. Y con ellos hay un muro inquebrantable que separa nuestros puntos de vista, y hace horrible cualquier conversación. Por que yo ya estoy de vuelta y ellos están yendo. Y mi experiencia no les aporta nada, porque eran otros tiempos y porque nadie escarmienta en cabeza ajena.
Olvidémonos del cariño y demás zarandajas, hoy por hoy tengo en casa dos parásitos que necesitan salir y espabilarse. Y a mi me molestan y estorban y yo les molesto y estorbo a ellos.
Y esto es así para todos los progenitores del mundo, se pongan como se pongan.

martes, 10 de septiembre de 2019

Ahora voy y me casco un cuadro con los últimos libros que he leido y que no va a interesar a nadie


 

TITULOS
COMENTARIO
Mort
Tercer libro de la serie de la magia de Mundodisco, es el que menos me gusto de la serie y encima esta serie fue en conjunto bastante peor que la de los guerreros, así que decidí dejar Mundodisco en Barbecho durante un tiempo
Napoleón en Chamartin
Bastante bueno, pero para leer Zaragoza voy a dejar un tiempo porque de ese episodio he leído demasiadadas versiones
Guía del autoestopista galáctico
Le tenía ganas, de hecho empecé con la saga de Mundodisco sólo para poder leer este libro. Muy bueno, pero demasiado corto
Berta Isla
Me gusto mucho, además Javier Marias se sale de sus obsesiones habituales, no me imaginaba que pudiera cambiar tanto de época y manias
El fuego invisible
No entiendo que a este libro le den el Planeta. No entiendo que a Javier Sierra le den el Planeta por este libro
El club del amanecer
Muy bueno, en la línea de todo lo de Don Wislow, no llega a ser una gran novela pero mejor que las novelillas cortas
La mirada de los peces
Decepción absoluta salvo por la parte de la historia de Aramayona, el resto una visión parcial y con cortedad de miras de Zaragoza, capón a ECDC por recomendarlo
Travesuras de la niña mala
Adoro a Vargas Llosa, la pena es que me quedan pocos libros suyos que leer, como soy fan, mi opinión no cuenta.
El bar de las grandes esperanzas
Le quito el capón ECDC por haberme recomendado este. Me gusto mucho.
Stuck rubber baby
El dibujo es chulo, la historia también. Pero estoy un poco harto de los dibujantes de comic traumatizados por su infancia durísima de pobre niño rico…
Tierra firme
Libro de lectura light, completamente prescindible.
Ulises
Su puta madre, de esta he avanzado hasta el 25%, no es la vez que he llegado más lejos…pero ha sido muy interesante después de leer la vida de Joyce. La pena es que el interés por la vida de Joyce te dura como un 15% del libro…luego me he hartado
Contrato con Dios
Muy bueno, yo creo que de los mejores comics que he leído.
V de Vendetta
No me gusta el dibujo y no le tenía demasiadas ganas, pero la historia ha resultado buenísima
El mundo después del cumpleaños
Me declaro enamorado completamente y fan absoluto de Lionel Shriver. Todo lo que escribe esta mujer es una maravilla. Este es un poco más difícil de leer, pero si le coges el tranquillo es buenísimo. Hicieron una película siguiendo la idea principal de este libro, no me acuerdo cual, pero también me gusto
La gata sobre el tejado de Zinc caliente
Me ha gustado. Se lee muy bien, no tan bueno como un tranvía llamado deseo, pero sigue reconciliándote con la literatura estadounidense
Trinidad / Redención
Ya me los había leído, me los he vuelto a leer por una discusión acerca de la trama. El segundo es prescindible, el primero es realmente bueno, la pena es que no haya contado la historia real sino una trama de ficción
La obsesión de Mauricio Sinclair
Es bastante bueno, se lee fácil. Dentro del mundo surrealista del autor, es de lo mejor que ha escrito y mucho mejor que las novelas no surrealistas suyas
Si esto es un hombre / La tregua / Los hundidos y los salvados
La pena es que lo primero que leí de Levi, La tabla periódica, es lo mejor, estos son buenos, pero aportan menos y son menos curiosos
El cuento de la criada
Me gusto bastante, al salir la serie decidí no verla y leer el libro, creo que acerté de pleno, no creo que la atmósfera que se crea en el libro se pueda llevar a la pantalla
El invierno del dibujante
El dibujo buenísimo y la historia es interesantísima, sobre todo para los que leíamos tebeos en los 70…
La leyenda del ladrón
Me ha sorpendido, no esperaba demasiado y es una novela interesante y bien ambientada. Ligera, pero me anoto el autor
Los días iguales
Muy bien escrita y descrita. Lo malo es que si te toca de cerca, puede hacer daño. Pensé en freír a mails a la autora, pero luego desistí. Premio a la nuera de la Consuelo por recomendarla
Sabotaje
Aventurillas de Perez Reverte para leer en ratos muertos
Lignum crucis
Light, entretenida. Sin más
Angulo de reposo
Es genial, en esta sociedad hipercomunicada ver como vivían los pioneros es brutal. Va in crescendo hasta el final, doloroso y triste
Yo, Julia
Genial como todo Posteguillo. La putada es que debería esperar y sacar las trilogías de golpe, a mi no me importaría leerlas seguidas y así no me perdería, pensaba esperar a tener por lo menos dos pero no he podido…
La analfabeta que era un genio de los números
Entretenida y prescindible
La hora de las mujeres sin reloj
Es interesante, pero no aporta demasiado, veladas alusiones a Carmen Laforet, pero poca sustancia
El cielo ha vuelto
Mala. Sin más.
La hilandera de Flandes
Una fantasía romanticona pero me gusta como describe la salida de los judíos de España
Los perros duros no bailan
Más aventurillas del machote Reverte
La fontera
Final de la trilogía de Wislow. Menos histórica y más fantasiosa. Tenía que aprovechas el tirón de las dos primeras para redondear su cuenta corriente. Como siempre muy reveladora
El director
Alucinante lo que cuenta. Demuestra la realidad de la frase de que en España si no quieres que se sepa algo, lo mejor es ponerlo por escrito en un libro. Flipo con la de cosas que se han contado en libros como este y que nadie se inmute. Señal de que nadie lee…
El espia del Rey
Lo empecé sin niguna esperanza pero ha resultado bastante bueno, por lo menos es un libro de aventuras que conserva la emoción.
Los reyes de lo Cool
Precuela de Salvajes. Wislow haciendo caja de nuevo, pero hay cameos de otros personajes suyos, sólo para fans
Manual de resistencia
Curioso. Luego se sorprenden de las decisiones que toma. Esta todo ahí joder, leer el libro…
Tus pasos en la escalera
Creo que es el más difícil de leer de Muñoz Molina, pero cuando le coges el ritmo y te das cuenta de lo que va realmente es un libro magnifico
Los cuatro jinetes del Apocalipsis
Sorprendente. Lo tenía pendiente hace mucho….muy revelador lo que cuenta en la época que lo cuenta.
Tiempo de marte
Segundo que leo del autor, el primero fue genial, este se queda un poco desfasado por lo antiguo que es, pero la trama conserva interés
El clan del oso cavernario
Lo leí porque van a hacer una mega serie de esta saga. Para adelantarme. Coñazo máximo, inexacto, absurdo, un bodrio. Dudo que siga
Los señores del tiempo
Prescindible absolutamente,el primero de la trilogía estaba bien, el segundo de relleno y este hace agua por todos lados. Obvio, con recursos que suenan a repetidos…decepción máxima
El dia de mañana
Muy, muy bueno. Con una técnica original y un tema muy interesante. El mejor del autor hasta ahora.

viernes, 26 de julio de 2019

¿Y si no quiero subir?


Al final, tu trabajo te gusta y lo haces bien. Y vas adaptándote a tu trabajo, y de ser un mercenario que trabajas por dinero, pasas a ser un currante. Tampoco más, no digo que te realices currando ni nada parecido. Es tolerable. Pero si lo vas haciendo bien, te gusta y a tu jefe le gusta…te proponen un ascenso.
Lo que pasa es que ese es un sistema perverso. Está mal pensado. ¿Por qué si eres bueno currando vas a ser buen jefe?. No es lo mismo, no es el mismo puesto ni las mismas aptitudes. Y te preguntan ¿tu no quieres ascender?. Pues no. No quiero ascender. Me gusta mi curro y lo hago bien. Mi jefe tiene un curro que me gusta menos que el mío, y el diferencial de sueldo no me compensa lo que me aburriría. Si soy bueno en lo mío, págame bien. Pero no me asciendas, igual no soy bueno en el puesto de mi jefe, porque es muy diferente al mío.
Se ha metido en la mentalidad de las empresas que el escalafón es un camino sin fin, siempre aspirando a más. Eso es una trampa. Recientemente se ha jubilado un compañero que llevaba 23 años en el mismo puesto. Ha visto pasar varios jefes por encima, le han ofrecido en varias ocasiones ascender, nunca quiso. Eso es lo ideal, no hay porque subir, no es bueno. Hay que mentalizar a la gente de que hay que conseguir buenas condiciones, las mejores, para el puesto que le gusta. Pero no hay que mejorar sólo ascendiendo, eso no tiene sentido. ¿Por qué no pagar mejor a alguien si es bueno en su puesto en vez de ofrecerle ascender para que gane más?. La gestión de recursos humanos tiene aún mucho que desarrollar.
Y las empresas tienen que aprender también, aprender que la antigüedad no sólo puede ser un complemento minúsculo en la nómina sino que puede llegar a ser un diferencial en el sueldo de alguien.