miércoles, 2 de abril de 2014

Educando


Nunca he metido la pata en la organización de un viaje. Al principio porque lo haces con mucho cuidado. Luego porque creas una rutina que respetas y te permite hacer las cosas bien.

Pero no todo el mundo es igual. En el reino del pollo frito han contratado a un par de fichajes presuntamente buenos. Una es la sustituta de la Gran Duquesa. Pero esta la han robado de la competencia y es muy joven y presuntamente muy experta y bien contactada.

En su curro anterior, tenía contacto con algún cliente de África, de la zona que llevo yo. Así que organiza un viaje para verlos y presentármelos. Con todo lo experta que es, no debe haber ido allí en su puta vida. De hecho no sabía que le hacía falta visado (a mi no, pero es que ella es de un país de la antigua URSS), y no le dejan embarcar en el avión sin él.

Yo me descojono, por lo bajinis, y damos marcha atrás justo desde el aeropuerto. Aplazamos el viaje.

En ese momento, después de avisar a La Parienta de que me vuelvo a casa, me llega un whatsapp de mi hijo.

“Se me han borrado los contactos de la tarjeta del móvil”.

Mi hijo está en plena preadolescencia, una edad en la que ya no te apoya incondicionalmente, ni te respeta tanto, pero que a cambio te permite ciertas licencias en el trato. Por ejemplo explicarle los ángulos con la contundente frase “la bisectriz es la polla”. Medito y pienso que ya tiene edad para tomarle el pelo así que le contesto:

“Vale, no toques nada, voy a anular el viaje y vuelvo a ver que pasa”

“K dices???????”

“ Que si, que voy a casa a ver que pasa con tu móvil

Pero papá, K S una Xorrada, k lo podre arreglar!!!!”

Respiro hondo y lanzo el órdago:

Hijo, tu eres más importante que mi trabajo. Si tu tienes un problema, yo dejo el viaje y voy a ver qué te pasa”

Pasan dos minutos, me imagino a mi hijo agobiado, intentando hablar con su madre, sudando…

Al cabo de tres minutos más, me llega el mensaje:

Papa, capulloooooooooo

A ver si espabila….

14 comentarios:

  1. Algo ha espabilado porque ha escrito capullo con c. Lo de las k no lo soporto.

    Y sí, eres muy pero que muy perro.

    Quiero más historias de la Young Duquesa

    ResponderEliminar
  2. jajajajaaaaa
    Si no los hemos tenido para reirnos de ellos, ya me dirás pa'qué.

    WOOOOF, GUAU GUAU

    ResponderEliminar
  3. Me pasa lo mismo. Mi hijo tiene doce. Está en una edad ya difícil, en que te cuestiona muchas veces, pero da gusto poder soltar un taco un día sin que pase nada. Ayer precisamente le llamé gilipollas (palabra prohibida en casa mientras sean pequeños) y me quedé más a gusto...

    Muy buena tu broma. Me encanta. Y el trato con tu hijo.

    Besos.

    ResponderEliminar
  4. JAAAAAAAAAAAAAAAAAA JAJAJAJAJAJAJAJAJAJA, hay que cogerlas al vuelo, ésta desde luego es inolvidable.

    ¡Y lo de la bisectriz es la polla, para enmarcar!

    ResponderEliminar
  5. La parienta es una traidora,
    tu te curras la coña y ella te lo chafa en un pis pas
    tendré que hablar muy seriamente con ella
    y amenazarla con un correctivo.
    Yo a mi pequeño me pego el dia vacilandole
    claro,
    es ya la unica arma de la que dispongo
    para hacerle sufrir un poco.

    ResponderEliminar
  6. Muy buenas, las dos.
    Me encanta poderme descojonar del listillo de turno y ver cuánto tarda mi hija en caer.

    ResponderEliminar
  7. Me has pintado la sonrisa del día, y no sabes cuanto me estaba haciendo falta.

    ResponderEliminar
  8. Jugar así con la inteligencia en desarrollo de una criatura. Vergüenza debería darte !!
    Llegará el día en que te las devuelva, y le preguntarás: ¿Qué te hice yo? XDDD

    ResponderEliminar
  9. Así me gusta, a base de retorcidas torturas psicológicas es como realmente se crea al hombre y se forja el carácter XDDD

    ResponderEliminar
  10. Tiembla!!!! ... debe estar dia y noche pensando como te la devuelve ... Ja, ja ...
    Por favor cuentanoslo cuando eso ocurra ... De tal palo ...

    ResponderEliminar
  11. Qué puntazo el tuyo, jaja. Me lo imagino acojonao "¡¡Que soy más importante que su trabajo, dice!! ¡¡Que no sube al avión y viene a verme!! ¡Por esta bobada!"
    Pero sí, espera una venganza porque la habrá.

    ResponderEliminar